Alabado por unos, muy vilipendiado por otros, lo cierto es que esté sistema de “rating” funciona y facilita que los promotores de eventos puedan decidir que se reúnan en una competición pilotos de cualidades muy parecidas, lo que da lugar a competiciones muy igualadas que de otra forma seria muy difícil de conseguir.

                Por otro lado, la existencia de este “rating” faculta que los pilotos intenten subir su nivel en los diferentes apartados, lo que facilita y mucho que se mejore en términos generales de conducción.

 

X